Vinculese con su oracion

Según San Agustín: “la oración es la fuerza del ser humano y la debilidad de Dios”. Por eso necesitamos de sus oraciones diarias y perseverantes, todos los que vean esta página, benefactores, enfermos, voluntarios y amigos de la Fundación formamos un gran movimiento espiritual, unidos en oración por los enfermos de cáncer.