Boletín manos abiertas

Saludo fraternalmente a la Familia agustina recoleta y a todas las personas que en nuestras misiones, parroquias, colegios y centros de espiritualidad comparten con nosotros, desde la fe en Cristo, su esperanza por construir un mundo más solidario y más humano. Ver documento completo