Quiénes somos





Himno Fundacion San Ezequiel Moreno




MISIÓN

Acoger, conocer, acompañar e iluminar desde la fe y la esperanza al enfermo que sufre especialmente de cáncer, para ayudarlo integralmente, a dar sentido a su situación, ofreciéndose como Apóstol, y a través de la caridad, aliviarle sus necesidades espirituales, humanas y económicas más apremiantes,



VISIÓN

Seremos una obra de bondad y entrega personal, líder de la Iglesia Católica y de la Orden Agustino-recoleta, que evangeliza con la caridad, tanto a enfermos como voluntarios y sus familias, ayudando a llevar una vida más humana y digna de hijos de Dios, conformada por religiosos y laicos comprometidos.



BANDERA

Con los colores de la fundación. Beige, blanco, y vinotinto; el beige como color Siempre presente en la Fundación, el blanco como símbolo de los enfermos y el vinotinto, como resultado de la mezcla de los colores agustinianos Rojo y azul, además lleva la frase que identifica la Fundación “Llevar Amor y Pan al enfermo de Cáncer".


QUE HACEMOS


Como una familia que se dedica con empeño, ir a donde está el enfermo para conocer, visitar y acompañar al hermano que sufre, junto con su familia, prodigándoles todo lo necesario para que asuman con entereza y generosidad de vida su dolor, uniéndolo a la pasión, muerte y resurrección de Cristo para la redención del mundo.No se trata nunca de reunir enfermos en centros asistenciales.
Le ofrece un acompañamiento espiritual, humanitario y cuando el enfermo es muy pobre, la Fundación le ayuda hasta donde alcancen los recursos, con una suma mensual en efectivo para que pueda suplir sus necesidades más elementales; ayuda que casi siempre se prolonga hasta la muerte o hasta que mejora la situación.En el fondo de esta obra hay un gran movimiento espiritual, que conforta a los enfermos, estimula a los que trabajan y colaboran, garantizando una verdadera fraternidad y comunión de los Santos en el dolor, en la plegaria y en la ayuda.


COMO LO HACEMOS



Llevando “AMOR Y PAN”, que es nuestro lema, Amor, es decir llevando la “BUENA NUEVA”, que no está solo, que hay alguien que se preocupa y ocupa de él, que “Dios es Amor” y viene para fortalecerlo, acompañarlo, para sanarlo espiritual y si conviene y Dios lo quiere, físicamente, ayudando desde la fe a darle sentido a lo que Dios permite que esté viviendo, que no es un castigo, ni una maldición, ni es porque hizo o no hizo, aceptando y ofreciendo con todo su amor y esperanza, su oración y su vida por la Iglesia, por los otros enfermos y por todos, siendo “ENFERMO APOSTOL”.


¿QUIÉNES LO HACEN?



Primeramente, Dios, que, como un regalo, llama a personas que quieran gastar la vida a su servicio (voluntarios) y compartir de lo que han recibido (donantes), solamente para agradarlo a Él y movidos por el Amor a Dios, sirviendo a sus predilectos los enfermos. Somos los voluntarios, instrumentos de Dios, para llevar la Misericordia y Consuelo y el “bálsamo” mediante la “Palabra de Dios”, es decir al mismo Jesús, que hoy nos dice como siempre: “tu fe te ha sanado” y sigue sanando según la fe de la persona. Y los donantes, son “la mano abierta de Dios” que provee lo necesario para vivir con dignidad.


POR QUE LO HACEMOS



Por nuestra fe, que nos mueve a mostrarla con obras concretas, afectivas y efectivas, como siervos inútiles, que solamente “hemos hecho lo que teníamos que hacer”) y como dice san Agustín, “por amor de tu amor", lo hacemos, el motor no es más que el amor de Dios, porque nos sentimos amados por Dios y a Él queremos amar, amando a los hermanos, especialmente a los más necesitados.



ORACIÓN


San Agustín «nos invita a perseverar en la oración, que es adoración, presencia, diálogo, y amistad con el Señor. Principalmente la Eucaristía, como fuente y culmen de nuestra vida.

COMUNIÓN FRATERNA


Dóciles a la acción del Espíritu Santo, como el unificador, para ser todos una sola alma y un solo corazón en Dios.

MISIÓN / CARIDAD


Nuestra misión de amor universal sin fronteras”. Si amas a Cristo, extiende tu amor por donde vayas. Todos somos miembros del cuerpo de Cristo.
Nuestra labor, es cooperación con el Creador, en la configuración del mundo.


LOGO CORPORATIVO



Basado en el Lema “Llevar Amor y Pan al enfermo de cáncer”, tiene tres elementos: Dos manos en colores Rojo y Amarillo, rebordeados de negro y una espiga inclinada levemente a la izquierda. Las manos son símbolo de la mano que da y la mano que recibe de ahí la diferencia de colores, éstas forman en su conjunto un corazón que simboliza el amor e implícitamente aparecen las letras E y M, iniciales de Ezequiel Moreno. La espiga aparece como símbolo del Pan y la inclinación es la presencia de Dios en la Obra.


ESCUDO
Corazón Agustiniano:



Este viene flechado e iluminado con una llama en representación del Espíritu Santo, como símbolo además de la iluminación del Padre Sebastián López de Murga para la creación de la fundación.




MANOS


Simbolizan la caridad, o el amor de entrega hacia los demás, es símbolo además de que la Fundación representa dos manos, una, la que recibe ayuda y colaboración por parte de los benefactores y la otra la que entrega esa ayuda a los enfermos de cáncer más pobres.

PUENTE


Es quizá la imagen más representativa de la Fundación, que nos muestra cómo la Fundación es un puente entre los benefactores y los enfermos, entre la ayuda y la necesidad.

TRIGO


Se toma como símbolo del Pan en la Frase “Llevar Amor y Pan” y como símbolo de la Eucaristía, pues el jueves santo del año 1976 fue el día en que Dios le dio al Padre Sebastián López de Murga la idea de llevar a cabo la fundación.